miércoles, 27 de junio de 2012

Manual de cultivo del jengibre para autoconsumo en casa

Aquí estoy otra vez, y como prometí hace poco...con el Manual de Cultivo del Jengibre adaptado para su cultivo en casa.

El Jengibre era una planta hasta hace poco desconocida para mí, pero que cada día la uso más en la cocina, y cuando estoy enfermo, una infusión de jengibre con limón alivia todos los males. Por eso, y por lo bonita que es la planta y el aroma que deja en la casa no puedo dejar de recomendaros que plantáis vuestro propio jengibre en casa, para el autoconsumo sabiendo que será 100% orgánico.

Primero de todo tenemos que saber un poco de la planta del jengibre, y esa información la conseguirás en el siguiente link.



La multiplicación de la planta, se realiza principalmente vegetativamente por rizoma (seleccionando aquellos rizomas turgentes y que presenten al menos un par de yemas), ya que rara vez produce semillas y estas cuando las hay suelen ser de no muy buena calidad. Es una planta que se le puede considerar perenne (ya que pierde sus hojas durante el invierno; a partir del segundo año florece). 

Se cultiva de forma anual normalmente, la parte aérea (planta) se seca, se recolecta el jengibre y se deja un trozo del rizoma para la cosecha del año siguiente.


El primer paso sería encontrar el jengibre. Yo recomiendo acercarse a las superficies comerciales orientales (donde el jengibre es de buena calidad) o ir a un herbolario grade donde encontrareis jengibre fresco y ecológico. Se recomienda comprarlo terso y de color lo mas oscuro posible.

Puede ser plantado tanto en exterior como interior. Pero al ser una planta tropical recomiendo más su disposición en interior para así evitar la heladas y las exposiciones muy prolongadas al sol. Yo seleccionara como recipiente de plantación una jardinera, pero cuanto más profunda mejor. ¿Y porqué un jardinera? Pues la razón es muy fácil. El rizoma del jengibre por regla general crece de forma horizontal al suelo. Por lo tanto nos interesa tener la gran superficie que nos aporta este tipo de recipientes.

En cuanto a la localización cerca de una ventana pero sin tener todo el día sol directo, aunque le encanta la luz, no soporta bien su exposición directa.

La plantación la realizaremos a principios de la primavera, humedeciendo el rizoma seleccionado (mínimo dos yemas como se puede observar en la primera imagen) durante 12 horas. Para la preparación de la maceta, rellenaremos el fondo de la jardinera con piedras (para facilitar el drenaje,que aunque necesite un ambiente húmedo, no soporta los suelos encharcados) y llenaremos la maceta con 1/3 de arena (en tienda de animales se puede comprar arena de río para acuario que es perfecta) y 2/3 de un buen sustrato con mucha materia orgánica, así conseguiremos que no haga falta abonarlo, y tendremos un jengibre más sano y saludable.

Procederemos a plantarlo horizontalmente a una profundidad de unos 8-10 cm. Y si todo va bien en menos de dos meses ya tendremos el Jengibre germinado y creciendo. Al principio regarlo poco e incrementar el riego cuando salgan los brotes. No soporta sequías prolongadas, y le encanta la humedad.

A los 8-10 meses, en invierno la planta ya será madura, se secará y dejaremos de regarlo (ya que en la época latente no lo necesita) y será también la época de recolecta de la  misma y de acondicionamiento del sustrato, retirando el jengibre que queremos consumir, dejando en la tierra un trozo de rizoma para la siguiente temporada y añadir algún sustrato orgánico en caso que lo necesite.

No es necesario esperarse que la planta esté en latencia para su recolección, a partir de los cuatro meses ya podemos coger pequeños trozos en caso de necesidad, cavando un poco y buscando un rizoma fresco (hacer un corte limpio para evitar enfermedades), pero esto nos mermará la producción y la vigorosidad de la planta.

Para llegar a tener flor, el rizoma debe estar plantado como mínimo dos años, así que si recolectamos antes de los dos años no esperemos ver ninguna flor. Pero todo sea dicho, la flor no tiene ningún valor culinario, solo decorativo. ¡Y el fin de cultivar Jengibre en casa es comérselo! Pero eso ya lo dejo a tu elección

¡Ahora ya no hay escusa para tener Jengibre siempre fresco en casa!

¿Te animas? ¿Cual está siendo tu experiencia con el Jengibre?

NOTA: si teneis una huertecita, y preferis plantar el jengibre a mayor escala, aquí teneis un link para hacerlo.

Un saludo!! =)

Google Analytics