sábado, 27 de septiembre de 2014

Flores comestibles de las hortalizas

¿Sabías que la parte que comemos del brócoli, la coliflor y las alcachofas son "flores"?

Asimismo, el azafrán, la especie...¿es el estambre de la flor del azafrán lo que utilizamos?

¿Y que las alcaparras son las yemas florales sin abrir?

La fresa...no es un fruto sino una ¡inflorescencia!

Así que si comes todas estas flores o partes de ellas y te gusta...¿Por qué no abrirte a nuevas experiencias probando nuevas flores?

La regla general es que las flores de la mayoría de las verduras y las hierbas aromáticas son seguras para su consumo humano. Aunque algunas de ellas carecen de interés gastronómico.
Vamos en este post a destacar algunas flores comestibles más relevantes:

La alcachofa.
Muy apreciada en la cocina mediterránea, y bastante desconocida para otras culturas. Un cultivo de invierno. Producto con denominación de origen (siendo las de Benicarló y Tudela las más famosas). Muy rica en nutrientes y por tanto interesante su incorporación en la dieta.


Cebollas, Puerros...
Hay aproximadamente 400 especies que incluye la cebolla, el puerro, el ajo, las cebolletas, las chalotas, el cebollino... Todos los miembros de este género son comestibles. Sus sabores varían desde leves toques a cebolla a el ajo fuerte. Todas las partes de las plantas son comestibles. Las flores suelen tener un sabor más fuerte que las hojas.  Presentan un color desde el blanco más puro al violeta, todo dependiendo especies y cultivares, lo que nos abre mucho el abanico de posibilidades en cuanto a decoración.

Principalmente son consumidas en ensaladas, en cremas y para enriquecer carnes y verduras. 

Flor de Calabaza y calabacín
Las más populares son las de calabaza. Muy populares en la cocina Italiana y Mejicana. Hoy en día esta flor se puede conseguir en cualquier grande superficie refrigerada. No es recomendable su cultivo en macetas en casa ya que el porte de la plata es muy grande. Pero si tienes la oportunidad de cultivarlo ten presente que la planta de la calabaza/calabacín tienen dos tipos de flores las que darán frutos (con una mini calabacita en el extremo inferior de la misma, flor hembra) y las que no (no presentan el mini fruto, flor macho, que solo proporciona el polen). Así que cerciorarse de que las flores que recolectas no incluyen una mini calabacita, para no mermar la producción. Presentan un ligero sabor a calabaza.

Se utilizan para cremas, cocinadas fritas, sopas o rellenadas. Para su correcta preparación córtese el tallo y lávese bien toda la flor. 

Brócoli
Cuando el brócoli tras dos semanas en el frigorífico se pone amarillo, la mayoría de la gente lo deshecha por creer que se está en malas condiciones ya que ha perdido su verde característico. Pero...para nada. Lo que ha sucedido es que la parte del brócoli que consumimos está compuesto por miles de diminutas florecillas cerradas. Que al abrirse le confieren ese color amarillento.
Es perfectamente consumible, y te recomiendo a que lo pruebes ya que solo notarás un saborcillo más picantón. Pero nada más. Seguro que tu paladar lo agradecerá y sobre todo tu bolsillo.

Flores del guisante
Sus flores son mayoritariamente blancas. Perfectas para decorar una crema de guisantes por el contraste entre el verde intenso y la pureza del blanco. Las flores son ligeramente dulce y crujiente y su sabor es como los guisantes. Los brotes y los zarcillos son también comestibles.

Judias blancas/pintas
Tienen brillantes flores rojas que son muy sabrosa y se puede servir como guarnición de sopas, en ensaladas.

Flores rábano
Dependiendo de la variedad, las flores pueden ser de color rosa, blanco o amarillo, y con sabor picante a rábano. Mejor úsalo en ensaladas.

Flor de la Rúcula
Las flores tienen un sabor muy similar a las hojas y varían en color desde el blanco al amarillento veteado.

Flor del girasol
Lo que se consume es el botón floral y tiene un sabor similar a las alcachofas, se consume al vapor. Una vez que se abra la flor, los pétalos pueden ser usados ​​como los crisantemos, para decorar platos y ensaladas, con un ligero sabor agridulce.
 
 
NOTA: Eso sí, tengan presente en este caso y en los otros. que todo consumo de flor disminuirá la producción de frutos. Pero si que es verdad que muchas veces las plantas presentan un exceso de floración que conllevará a una producción abundante pero de pequeño tamaño y poca calidad. Siendo recomendable el "clareo" de las flores para que las que queden produzcan frutos de calidad. Estas flores provenientes de la operación de "clareo" son perfectas para su consumo.

NOTA: Evite las flores de el tomate, la patata, la berenjena, los pimientos y los espárragos.

Google Analytics